Lo primero, es de justicia, dar las gracias a Ariel por pensar en mí para escribir una columna en su web, que espero os sea de interés y utilidad, esperando estar a la altura.

Los posts de invitados anteriores (Tristán y Miriam) os han mostrado dos temas más que importantes: cuáles son los principios y mitos del Social Media. Lo has leído, te ha interesado y aun así quieres empezar a ponerte manos a la obra, así que, ¿por dónde hacerlo?

El primer punto no pasa por abrir perfiles en todas las redes. Ni mucho menos. ¿Tienes web? ¿Es antigua? Valora la posibilidad de tener una web y si crees que no puedes mantenerla o no va a tener actividad, no te preocupes, nada te impide hacer una página estática, pero asegúrate de tener bien visible una fórmula para contactar contigo.

¿Por qué? Eres un negocio y como tal has de recibir a tus clientes ofreciéndoles “tu casa”, haciéndola visible, como el escaparate en el que puedas mostrar tus productos o tu trabajo.

¿Y qué serían las Redes Sociales? Pues el mostrador de tu negocio, donde puedes atenderles para solucionar tus consultas, un cartel para hacerte más visible y en el que también recibirás clientes descontentos que pueden darte más de un quebradero de cabeza.

Piensa en lo que haces tú como consumidor cuando vas a comprar algún producto (normalmente de electrónica): buscas el producto y la empresa a ver si son de fiar, buscas opiniones de terceros a ver si son positivas o negativas. ¿Qué crees que hacen contigo?

Sólo quiero que penséis en esto. Internet es un gigantesco centro comercial en el que hay cada vez más cosas y cada vez más gente; por eso has de cuidar tu escaparate, la entrada a tu negocio, cómo son tus clientes y cómo les vas atender.

Después de esto, ya empezaremos a ver qué herramientas puedes usar para cada cosa, puesto que hay muchas alternativas, más y menos fáciles, con más y menos información. Más caras y más baratas. Pero lo importante es que hay que optimizar los recursos escasos que tenemos siempre, tiempo y dinero.

Tanto Ariel como yo os iremos enseñando cosas para que el rendimiento que obtengáis sea el mejor.


Déjame un comentario antes de irte!

Buenas killoquin.

Es cierto que los sistemas de recomendaciones han migrado mucho desde páginas como Ciao o DooYoo hacia las redes sociales. La razón es obvia: en esos sistemas veíamos opiniones positivas o negativas pero no se podía conversar como podemos hacer ahora en las Redes. Los vídeos con demostraciones los podemos encontrar ahora en mil sitios 😉

Ese tema queda para un futuro artículo ya que voy a ir diseccionando todas las partes y qué utilidad podemos dar a nuestra web, redes sociales o incluso blogs.

Muchas gracias por el comentario

Hola Jose Esteban me hiciste pensar con este articulo, ya que yo cuando voy a comprar algun producto primero antes me fijaba en webs como http://www.ciao.es/ en la que analizan los productos, suele ser como la web 2.0 donde los usuarios pueden dar la opinion sobre productos, subir videos donde analizan las funcionalidades de dichos productos. Y ahora mas en las redes sociales.

Un ejemplo que he visto, es por ejemplo los caramelos halls(antes trabajaba en un kiosko y vendia este tipo de productos), como se interactua en facebook(a mi twitter aun no le veo la formula exacta para promocionar o dar a conocer).