En términos simples: La tasa de rebote es una métrica que nos muestra el porcentaje de abandono de visitantes cuando entran en nuestra página web.

Algunas de las tasas estándar de rebote que consideramos aceptables de acuerdo a la función de los sitios son: Blog y páginas de contenido: 35% al 55%. Landing pages: 25% y 45% E-commerce o tiendas en línea: 20% y el 40%

 


Déjame un comentario antes de irte!