Antes de empezar con el post, me gustaría agradecer a Ariel la oportunidad de escribir esta columna semanal en su blog. Para mi es un honor. Además de ser una gran persona, es un grandísimo profesional.

Intentaré que mis post sean breves. Una o dos ideas claras, listados de temas importantes, etc., que abran debate y que nos sirvan para aprender unos de otros.

Aunque mi trayectoria es de marketing online “generalista”, en estos últimos años me he especializado en Social Media.

Por este motivo me gustaría empezar describiendo muy brevemente los principios básicos del Social Media, que paradójicamente pocas empresas cumplen:

Estrategia: antes de “poner un pie” en las redes sociales debemos establecer los objetivos que queremos alcanzar y la estrategia que vamos a seguir para conseguirlos (Social Media Plan), y asegurarnos de que están alineados con los objetivos generales de la empresa.

Personas: las empresa deben ser conscientes de que el éxito depende de las relaciones que sean capaces de establecer con personas (y del engagement que consigamos). Por este motivo deben aprender a ser menos empresas y más personas. Deben hablar el “lenguaje de las redes sociales”.

Trabajo duro: los resultados que aportan valor a la empresa (en forma de mejora de imagen, ventas, reducción de costes, etc.) no llegan solos. Tenemos que ser conscientes de que requieren trabajo duro y constancia.

Contenido: en social media el contenido es realmente el rey. Cada vez toman más valor las estrategias basadas en “earned media”. ¡Atentos en 2012!

Personal: una estrategia de social media no se “gestiona sola”. Que el “enteradillo” del departamento abra una página en Facebook y/o empiece a tuitear, no es tener, ni mucho menos, una estrategia.

Movimiento: para “hablar el lenguaje de las redes sociales” debemos abanderar un movimiento, un posicionamiento que nos permita hablar constantemente (aportando al tiempo valor a la empresa) sin hablar de nosotros mismos. Por ejemplo: Nike puede hablar de deporte, salud, retos, etc. y posicionarse como “el deporte saludable” (el ejemplo me lo acabo de inventar, así que he podido decir algo que no cuadre con Nike!! J ), y de vez en cuando lanzar ofertas, promos, etc.

Analítica: “en internet si no lo has medido no ha existido”. Si no somos capaces  de medir (con medir, me refiero tanto a escuchar, como a medir resultados), no sabemos si lo estamos haciendo bien o mal, si estamos consiguiendo los objetivos, no tenemos las claves para corregir errores,…. Sobre este tema os hablaré bastante (me encanta la analítica).

Políticas internas: definir normas de actuación es básico para que todos los implicados remen en una misma dirección, se eviten incongruencias, errores, etc.

Gestión de crisis: tener preparadas las vías de actuación ante posibles crisis de reputación, hará que disminuyamos su impacto y las solucionemos con mayor rapidez.

Gestión de las expectativas: muy relacionado con el punto 3. Como en todas las áreas no siempre lo haremos bien, nos van a cuestionar tanto interna, como externamente. Nuestro trabajo consiste en ser consistentes y sólidos y saber guiar a la empresa hacia el éxito.


Déjame un comentario antes de irte!

Creo la red facebook esta creciendo cada vez mas y sobre todo para las marcas pues se esta convirtiendo en una forma de atender al cliente, y a la vez fortalecer la marca

muchas gracias por el comentario.

Creo que además de Facebook, (para la atención al cliente) debemos tener en cuenta Twitter. Es más ágil e inmediato que Facebook.

un saludo