Se ha podido comprobar que los colores afectan notoriamente los hábitos de compra de las personas. Aquellos que compradores impulsivos responden mejor al rojo, naranja, negro y azul, los compradores que planean sus compras, responden mejor al rosado claro, celeste y azul marino.


Déjame un comentario antes de irte!