Somos el resultado de nuestros comportamientos que repetimos una y otra vez, tal cual dijo Aristóteles: “el éxito no es una acción, sino un hábito”.

 


Déjame un comentario antes de irte!