Una buena marca personal puede traernos más beneficios de los inimaginables: nuevos proyectos, nuevos clientes, más colaboradores, etc. Sin embargo, esto de construir una marca no hay que hacerlo a la ligera, sino más bien como una carrera de larga distancia, donde lo importante no es ir rápido sino seguro y llegando a la meta.

 


Déjame un comentario antes de irte!